Anoche me acostaba repasando el ejercicio de la Rueda de la Vida y la toma de conciencia al ver tu vida reflejada en esa rueda, tu rueda puede girar??!! En muchas ocasiones damos por sentado que las cosas que vivimos tienen que ser así y entramos en la enfermedad del conformismo. Comenzamos a conformarnos con situaciones muy dañinas en cualquier sentido y vamos forzando la máquina para que siga rodando y además con una sonrisa, que nadie se dé cuenta!!! Que le pasa a una rueda que se le quiebra una parte? No gira y si la forzamos lo único que puede suceder es que el resto se partan también al añadirle más peso del que le corresponde y no tenerlo repartido por igual, y no es cuando entonces decimos, “no sé qué me pasa pero no avanzo, no tengo fuerzas, no me salen las cosas bien,….” Bueno podría poner mucho más. No es mejor parase, ver donde esta aquello que te frena, duele, aquello que no funciona, arreglarlo y seguir hacia delante???? Me encuentro con muchas personas que prefieren no ver para no hacer y sus vidas cada día se derrumban un poquito más. Tu no has nacido para eso!! Tienes la fortaleza, valentía, amor propio que necesitas para arreglarse aquello que te frena y rodar hacia tu propia Plenitud. Esto no es solo para unos cuantos, es para todos, hemos sido creados con las mismas capacidades pero unos las usan y otros no. Que área de tu vida te frena, te agota, no estás satisfecha?! Párate y arréglalo, un día más así es jugarte el resto de tu vida!!